Schlumberger

Caso de Estudio: Maximización de la productividad y minimización del tiempo de limpieza al disparar pozos de producción

El sistema de anclaje de las pistolas (cañones) de disparo MAXR proporciona una solución óptima de disparos para los productores de Australia

Challenge: Maximizar la productividad y minimizar el tiempo de limpieza a la hora de disparar los pozos de producción.

Solution: Posibilitar las operaciones de disparos de los pozos de producción en condiciones de bajo balance, para lograr un proceso que abarque desde los disparos hasta la producción y que no exponga las formaciones a los fluidos utilizados para matar (ahogar) el pozo.

Result: Se proporcionó una técnica de disparos altamente confiable, que implica la terminación del pozo sin matarlo (ahogarlo), y que minimizó el daño de formación, maximizó la productividad y redujo el tiempo de limpieza en aproximadamente 6 horas por pozo.

Una solución de operaciones de disparos que maximiza la productividad y minimiza el tiempo de limpieza

Las operaciones convencionales de disparos generalmente conllevan la ejecución de carreras con cable eléctrico en ambientes de sobrebalance o balance de presión que pueden producir daño de formación, extensos procesos de limpieza y deterioro de la productividad. Además, cuando las limitaciones de la resistencia del cable restringen el tamaño y la longitud de las pistolas, los productores pueden verse obligados a efectuar los disparos mediante carreras múltiples con pistolas subdimensionadas.

Los productores de Australia buscaron una solución más efectiva para los disparos.

Las operaciones de disparos en condiciones de bajo balance eliminan la necesidad de contar con fluidos de ahogo

En los pozos de producción, se utiliza el sistema de anclaje de las pistolas de desenganche automático MAXR para anclar las sartas de pistolas de alta densidad de disparos HSD de tamaño óptimo, antes de la terminación del pozo. Esto posibilita el disparo de toda la zona productiva simultáneamente en condiciones de bajo balance, lo cual se traduce en un proceso que abarca desde los disparos hasta la producción y que no expone las formaciones a los utilizados para matar el pozo (fluidos de ahogo).

El sistema de anclaje MAXR se baja en el pozo con cable eléctrico, con tubería flexible o con la columna de perforación, y se instala con el equipo de instalación estándar, tal como el utilizado para los empacadores o los tapones puente.

El ancla puede utilizarse en operaciones de terminación convencionales en las que las pistolas y el arreglo de cabezal de disparo se corren en forma independiente de la sarta de terminación, de manera que el extremo de la sarta de terminación se posiciona bien por encima de las pistolas.

Cuando el cabezal de disparo se acciona y hace funcionar la cuerda de detonación a través del sistema de anclaje MAXR, el sistema de desenganche automático activado por las pistolas de disparo retrae automáticamente las cuñas. El ancla y la sarta de pistolas caen en el fondo del pozo, lo cual deja la tubería libre de restricciones. El sistema de anclaje MAXR y las pistolas pueden recuperarse fácilmente cuando sea necesario.

Si se necesita soltar las pistolas y el ancla en caso de emergencia, es posible accionar un sistema mecánico de desenganche de seguridad operado con línea de acero (deslizamiento hacia arriba) o con una herramienta de servicio (deslizamiento hacia abajo).

En la última década, los productores de Australia logran un índice de éxito del 100%

El sistema MAXR, altamente confiable, proporcionó una solución óptima de operaciones de disparos en los pozos de producción de Australia y Nueva Zelanda. Este sistema minimizó el daño de formación y el factor de daño, maximizó la productividad y redujo el tiempo de equipo de terminación requerido para el proceso de limpieza en aproximadamente 6 horas por pozo.

Desde su primera carrera en Australia, en el año 1995, el sistema MAXR realizó 125 operaciones de disparos, anclando sartas de pistolas de 238 m [781 pies] de largo en pozos con desviaciones de hasta 87° y con temperaturas de 199ºC [390ºF]. Recientemente, el sistema MAXR operó con éxito a pesar de haber quedado en el fondo del pozo casi 80 días a una temperatura de 91ºC [195ºF].


Download: Maximización de la productividad y minimización del tiempo de limpieza al disparar pozos de producción (0.86 MB PDF)

Productos y servicios relacionados

 
Request More Information

Increase Hydrocarbon Production with Customized Perforating Systems

Perforating Services
Deliver maximum reservoir productivity with systems that optimize the relationship between the gun system, the wellbore, and your reservoir.
Visit Perforating Services page